Bella Ciao: la historia de la canción y el significado de la letra

Posted by

Cuando escuchamos Bella Ciao pensamos en la Resistencia, la lucha de los partisanos o, más en general, la lucha contra todas las formas de opresión. A lo largo de las décadas, esta canción se ha convertido en un símbolo de numerosas formas de lucha por la libertad y ha sido traducida e interpretada en todo el mundo, y sigue siendo extremadamente popular en la actualidad.

La historia de Bella Ciao obviamente comienza durante la Resistencia italiana. Sin embargo, contrariamente a lo que podría pensarse, su popularidad solo explotó después de la guerra. De hecho, antes de la Liberación era mucho más fácil escuchar una canción como Fischia il Vento entre los partisanos, mientras que Bella Ciao no era muy popular, difundida más que nada entre los departamentos de combate de Reggio Emilia y Módena, la Brigada Abruzzese Maiella y algunos grupos partisanos de Langhe.

Fue recién en 1947, con motivo del Festival Mundial de la Juventud Democrática, realizado en Praga, que algunos partisanos emilianos participaron con Bella Ciao en el festival de la canción Canciones para la Juventud y la Paz, dando paso al ascenso imparable de la pieza.

La Letra

Una mattina mi son svegliato
o bella ciao bella ciao bella ciao, ciao, ciao
una mattina mi son svegliato
e ho trovato l’invasor

O partigiano portami via
o bella ciao bella ciao bella ciao, ciao, ciao
o partigiano portami via
che mi sento di morir

E se io muoio da partigiano
o bella ciao bella ciao bella ciao, ciao, ciao
e se io muoio da partigiano
tu mi devi seppellir

E seppellire la su in montagna
o bella ciao bella ciao bella ciao, ciao, ciao
e seppellire la su in montagna
sotto l’ombra di un bel fior

Tutte le genti che passeranno
o bella ciao bella ciao bella ciao, ciao, ciao
e le genti che passeranno
mi diranno che bel fior

E questo è il fiore del partigiano
o bella ciao bella ciao bella ciao, ciao, ciao
e questo è il fiore del partigiano
morto per la Libertà

Una mañana, me he despertado,
O bella adiós, bella adiós, bella adiós, adiós, adiós.
Una Mañana, me he despertado,
y he descubierto al invasor.

¡Oh! Partisano, me voy contigo,
O bella adiós, bella adiós, bella adiós, adiós, adiós.
¡Oh! Partisano, me voy contigo,
porque me siento aquí morir.

Y si yo muero como Partisano,
O bella adiós, bella adiós, bella adiós, adiós, adiós.
Y si yo muero como Partisano,
tú me debes sepultar.

Cava una fosa en la montaña,
O bella adiós, bella adiós, bella adiós, adiós, adiós.
Cava una fosa en la montaña,
bajo la sombra de una bella flor.

Toda la gente, cuando pase,
O bella adiós, bella adiós, bella adiós, adiós, adiós.
Y la gente, cuando pase,
me dirán “¡Que bella flor!”

Esta es la flor, del Partisano,
O bella adiós, bella adiós, bella adiós, adiós, adiós.
Esta es la flor del Partisano,
muerto por la libertad.

¡Esta es la flor de un Partisano,
muerto por la libertad!

El texto, de autor desconocido, llama la atención por su inmediatez. Quizás sea precisamente por eso que Bella Ciao se ha convertido a lo largo de los años en un símbolo, capaz de reunir y representar no sólo las diversas almas de la lucha partisana, sino también de convertirse en un himno inmune al paso del tiempo, utilizado en la formas y situaciones más dispares. Desde Occupy Wall Street hasta las manifestaciones anti-Erdogan en la plaza Taksim en 2013; de Fridays for Future a la lucha de los separatistas catalanes: hoy todo el mundo canta Bella Ciao. Es un error etiquetarla como una canción de izquierda o una canción comunista: el texto de Bella Ciao es, de hecho, el ejemplo más llamativo de cómo esta canción se dirige potencialmente a cualquier persona.

Orígenes y evolución


El texto de Bella Ciao tiene su origen en la tradición folclórica del norte de Italia, en particular en una canción titulada Fior di Tomba, que tanto en la variante piamontés como en la emiliana tiene numerosos elementos del texto que luego serán retomados en la canción partidista. . En cuanto a la melodía, parece que su origen se remonta en particular a una canción popular llamada La me nòna l’è vecchiaerella (de la que existen numerosas variaciones), aunque el acordeonista ucraniano Mishka Ziganoff grabó una melodía en 1919 en Nueva York titulada Koilen que recuerda mucho a la de Bella Ciao.

Si es difícil rastrear con claridad los orígenes de la pieza, mucho menos lo es seguir su evolución hasta nuestros días: interpretada por algunos de los más grandes músicos de nuestro tiempo y muy arraigada en la cultura popular, Bella Ciao parece destinada a aún le queda una larga vida por delante.

Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.