Forgotten: la explicación y el final de la película coreana

Posted by

Este artículo revela elementos importantes de la trama y explicación de Forgotten, la película coreana de 2017 dirigida por Jang Hang-jun, revelando su significado, trama y las mejores perspectivas para apreciar sus méritos. Por lo tanto, se sugiere leerlo única y exclusivamente después de haber visto la película.

Forgotten es una película coreana de 2017 muy apreciada por los amantes del género thriller psicológico. Presenta una trama extremadamente fascinante, capaz de confundirte, llevándote en una dirección durante la primera mitad de la película para luego obligarte a ver las cosas desde un punto de vista completamente diferente. El entrelazamiento de eventos se presenta de manera articulada para que la película pueda dejar preguntas abiertas. En este artículo proporcionaremos la explicación de la trama, el final de la película y describiremos cómo fueron realmente las cosas.

La trama

Parte 1: la realidad aparente

En la primera parte de la película observamos los acontecimientos desde el punto de vista del protagonista, Jin-seok. El chico se muda a su nuevo hogar con su padre, su madre y su hermano mayor, Yoo-seok. Jin toma drogas psiquiátricas a diario, por lo que se justifica que el espectador dude de algunos aspectos de lo que observa en esta parte de la película.

En esta sección, Jun tiene extrañas pesadillas y escucha ruidos sospechosos provenientes de una habitación misteriosa en la nueva casa, a la que tiene prohibido entrar. Además, sucede un hecho impactante: presencia el secuestro de su hermano por parte de una banda de hombres dentro de una camioneta negra. Los investigadores aparecen en la casa, pero dicen que la placa de la furgoneta que vio Jun no existe. Jun intenta retomar la vida que llevaba.

19 días después, el hermano Yoo vuelve a casa. Después de un primer momento de felicidad, Jun comienza a observar comportamientos extraños: su hermano cojea de una manera diferente que antes del secuestro, y sale en medio de la noche, para luego negar todo al día siguiente. Una noche, Jun lo sigue y descubre que su hermano en realidad no cojea y que va a un edificio donde los investigadores trabajan para él. Lo persiguen y finalmente lo capturan, lo drogan y lo llevan otra vez a su casa. Al día siguiente, su hermano Yoo lo convence de que todo lo que vio fue una pesadilla, y que era tan real porque ese día no había tomado la medicación . Pero a través de un par de pruebas concretas encontradas en la habitación, Jun se da cuenta de que no estaba equivocado: el chico que duerme en la habitación con él no es el verdadero hermano. Él confía en su madre, pero pronto descubre que toda la familia está involucrada en este simulacro: Jun se da cuenta de que está controlado por tres personas que fingen ser sus familiares pero en realidad no lo son.

Se las arregla para escapar y explicar todo a la policía. Es en este momento que la película da un giro inesperado y el espectador está completamente confundido así como lo es el protagonista. La policía revela a Jun que su historia no tiene sentido: no puede tener 21 años, y no estamos en 1997 como siempre pensó. Jun observa el calendario colgado en la oficina: estamos en 2017 y Jun tiene 41 años.

Parte 2: la explicación del falso hermano

Angustiado y confundido, Jun decide volver a casa para obtener una explicación de lo que está pasando, y descubrir porqué esas personas han fingido ser su familia. Cuando llega, la puerta de la habitación misteriosa está abierta, entra y es testigo de una escena de crimen simulada, con sangre falsa y música que sale de la radio. Él no entiende lo que está pasando. Aparece el falso hermano, dice que “esta parte del plan también ha fallado” y comienza a explicar a Jun lo que realmente sucedió.

Estamos en 2017. Jun ha vivido los últimos días bajo los efectos de psicotrópicos para que entrase y quedase en una potente hipnosis regresiva . Creía vivir en 1997 con su familia, pero lo cierto es que los tres forman parte de la puesta en escena, y el padre es el hipnotizador. El motivo de todo esto se revela de inmediato: veinte años antes, en 1997, Jun había matado a una madre y a su hija en esa casa, dejando con vida sólo al hijo menor. El culpable nunca fue encontrado por la policía y los sobrevivientes del crimen, para obtener justicia y la verdad sobre el crimen, habían contratado a investigadores privados. El hermano falso es el encargado de esta misión y logra encontrarlo. Lo torturan durante días (y en esta fase vemos las escenas de las pesadillas que Jun realmente tenía todas las noches), pero hay un gran problema: Jun no recuerda lo que hizo. Los hechos fueron tan traumáticos que los eliminó de su memoria consciente, y ni siquiera el hipnotizador es capaz de recuperarlos.

Mire este video en Youtube.

Entonces, el plan es traer a Jun de regreso a 1997 a través de la hipnosis, haciéndolo revivir los últimos momentos de su vida feliz antes de los eventos traumáticos que no recuerda. El propósito de todo esto es obligarlo a recordar lo que hizo, para que la familia pueda vengarse matándolo con pleno conocimiento de causa, luego de que él se dé cuenta de lo que hizo.

El secuestro de Yoo-seok es el evento que desbarata el plan: no fue un secuestro, sino un arresto policial. El falso hermano pasará 19 días en prisión, luego podrá salir corrompiendo a todos. El problema es que han pasado muchos días y los efectos de la hipnosis en Jun empiezan a perder eficacia. Para esto Jun comienza a darse cuenta de las rarezas que lo rodean, mientras que al principio la hipnosis que lo controlaba aún era demasiado fuerte para notar todo esto. Pero los ruidos que escuchaba y las dudas que tenía eran todas reales y bien fundadas.

Jun-seok se opone a esta explicación: nunca ha matado a nadie. Él huye, los dos tienen un accidente automovilístico y Jun se despierta en una cama de hospital, con su falso hermano a su lado, listo para matarlo con veneno. Pero de repente descubrimos que la memoria de Jun ha regresado y lo revivimos como realmente sucedió.

Parte 3: la explicación de Forgotten

1997 fue, de hecho, el último año de felicidad para Jun. Lo volvemos a ver en el auto con su familia, padre, madre y hermano mayor. En realidad son personas diferentes a las que ha convivido en los últimos días. Jun duerme apoyado en el hombro de su madre. Este es el momento exacto en el que comienza la película, donde surte efecto la puesta en escena bajo hipnosis. En la secuencia de hechos reales de veinte años antes, la familia tendrá un grave accidente durante ese viaje en automóvil. Los padres morirán y el hermano mayor terminará en el hospital en estado crítico, lo que requerirá una cirugía costosa. Jun se queda solo, pobre, desesperado.

Intenta encontrar trabajo, en vano, debido a la crisis económica. Pero un día recibe una propuesta particular: un hombre misterioso le ofrece el dinero que necesita, a cambio Jun tiene que matar a una mujer. Desesperado, Jun acepta. Recibe una dirección, que en realidad coincide con la casa donde vivía en esos días, para revivir ese momento. Irrumpe en la noche en esa casa, pero se lo piensa, e intenta irse sin cumplir el homicidio, pero algo sale mal, la hija empieza a gritar de miedo. Jun tiene miedo, la persigue y la mata sin querer. La madre entra en la habitación, Jun también la mata, luego engaña al niño pequeño, que se había despertado, y sale de la casa, dejando al niño con vida.

Al día siguiente se encuentra con el hombre que lo contrató para el asesinato: el padre de esa familia que es el médico que atendía su hermano mayor. Quería que su esposa muriese para cobrar el dinero del seguro, pero descubre que su hija también murió, y furioso por esto se enfrenta con Jun. En la pelea, el médico muere. Jun regresa a casa. A partir de ese momento comienza el proceso en el que inconscientemente eliminará todo lo sucedido, olvidándose por completo de ello para poder vivir en paz con su propia conciencia.

Volvamos a la habitación del hospital. Jun ahora tiene memoria completa de lo que pasó esa noche de 20 años antes. El falso hermano frente a él, que todavía quiere saber la verdad, revela que él es el niño sobreviviente. Y él siente que Jun no actuó por voluntad propia. Por lo tanto, entiende que fue su padre quien lo empujó a hacerlo, a pesar de que Jun lo niegue, para evitar una verdad tan dolorosa. Con esta conciencia, decide perdonar a Jun, sale de la habitación y se tira por la ventana: su vida ahora ya no tiene sentido, la venganza contra quienes exterminaron a su familia sería inútil, ya no tiene una razón para vivir. Jun también se suicida con el veneno que le ha dejado: ahora que recuerda todo lo que ha hecho, es demasiado difícil convivir con esa culpa. Lo único que lo mantuvo con vida en esos años fue la pérdida de la memoria por las cosas horribles que había hecho.

El final de la película.

La escena final muestra a Jun cuando era joven, en 1997, antes de emprender el viaje hacia su nuevo hogar. Los colores son brillantes, llamativos. Ese es el último momento de felicidad en su vida. Un niño se acerca e interactúa con él en silencio, luego regresa con su familia. Aquí vemos los rostros de la familia unida: el médico que cuidará de su hermano en los próximos meses, la madre y la hija que morirán, y el niño feliz con su chupachups, el que se suicidará.